Sorpresa en la final femenina del Australia Open

0
62


El Australian Open 2021 está llegando a su fin y sin dudas brindará una entretenida actuación durante la última función. Es que en la rama femenina, la número 3 del mundo, Naomi Osaka, se perfila como favorita ante la debutante de finales de Grand Slam, la estadounidense Jennifer Brady, a quien la nipona le ganó hace meses en la semifinal del US Open.

Naomi Osaka buscará su segundo título de Australia Open ante la debutante finalista Jennifer Brady (foto AFP)

Ambas llegan con confianza y con un muy buen nivel de juego, desplegado a lo largo de todo el certamen y con los puntos más altos representados en las victorias contra Serena Williams (10°, que venía de ganarle a la N°2 Simona Halep) y Karolina Muchova (25°, que derrotó a la N°1 Ashleigh Barty) en semifinales por parte de Osaka y Brady, respectivamente. Será un duelo muy parejo, aunque las mayores expectativas están puestas para la japonesa de 23 años, que quiere hacer valer su puesto y escalar en el Ranking WTA.

Mirá también

La misma asiática que cuando finalizó el partido con Williams quedó fascinada por haber enfrentado y ganado ante su ídola de la infancia, no resigna ilusiones y sueña en grande: «La gente no se acuerda de la finalista… Quizás sí, pero el nombre de la ganadora es el que se queda grabado». El objetivo de Osaka está claro y tendrá la oportunidad de consolidar su gran racha ganadora (festejó en 20 de los últimos 22 partidos) y sellarla con el trofeo que consiguió en 2019 tras vencer a la checa Kvitova.

Por su parte, la norteamericana de 25 años tuvo su mejor actuación de su carrera en el Grand Slam de su tierra natal pasado, cuando llegó a semis y fue derrotada, nada más y nada menos, que por ¡Naomi Osaka! Aquella vez, la entonces número 9 se impuso por un ajustado 7 (7) – 6 (1), 3-6 y 6-3, torneo en el que luego se coronó tras vencer en la final a Azarenka. El historial entre ambas marca, además, un encuentro para cada una: primero para la estadounidense en 2014 en el torneo ITF de New Braunfels y luego, en 2018 para la asiática en la competencia de Charleston. De cara a la gran final, Brady se mostró confiada y le aseguró a la WTA: «Cuando salga, ella no me va a dominar. Tengo la mentalidad de que no estoy por debajo de ella y tengo una oportunidad de ganar».

Osaka y Brady se medirán el sábado a partir de las 5.30 en el Rod Laver Arena, en busca del primer gran título de la temporada. Si la japonesa gana, escalará a la segunda mejor posición del tenis mundial femenino, mientras que la estadounidense ya se aseguró su lugar dentro del Top 20, independientemente del resultado.

Mirá también

Mirá también



Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here