Los empleados de Twitch alegan una larga historia de sexismo y racismo en la empresa

0
17

Un nuevo informe por parte de Games Industry documenta problemas que se remontan a los inicios de Twitch, cuando este todavía era Justin.tv. Pasan los días y el escándalo por sexismo y racismo en la empresa es cada vez mayor, a medida que nuevas historias salen a la luz.

En junio, Twitch comenzó a investigar y prohibir streamers que habían sido acusados de conducta sexual inapropiada y por abuso dentro y fuera de la plataforma. Ahora, un nuevo informe indica que esas luchas derivaron de otros problemas dentro de la empresa, donde se documentó una larga historia de sexismo, racismo y mala conducta.

El informe, que cuenta con entrevistas de 16 empleados de todas las épocas de Twitch, profundiza en la historia de la empresa, incluso antes de 2014, cuando esta todavía se llamaba Justin.tv. “Era un club de chicos“, dijo uno de los entrevistados. “Había un sesgo definido, una sensación de que las mujeres no tenían las mismas oportunidades”.

La llegada de Amazon no resolvió los problemas

Varios empleados citan que la adquisición de Twitch por parte de Amazon en 2014 fue un punto de inflexión que lo volvió más profesional y lo hizo poner un mayor enfoque en la diversidad. Sin embargo, los problemas persistieron, particularmente con respecto a las actitudes hacia las mujeres streamers.

El informe dice que los empleados masculinos a menudo se referían a ellas como “streamers boob” y hacían chistes acerca de que se acostaban con la gente por favores o una mejor posición en la plataforma.

Recordemos que Twitch endureció sus reglas contra el contenido sexual a principios de 2018, diciendo que “la vestimenta en los streams deben ser apropiadas para la calle, un shopping o un restaurante”.

Aunque esto presumiblemente permitiría la flexibilidad, Twitch se mostró muy conservador e impopular acerca de la vestimenta de las mujeres: En septiembre del año pasado, la streamer Fareeha recibió una advertencia por usar ropa deportiva en una transmisión.

Según el informe, había mucha preocupación por lo que vestían las mujeres, pero ninguna por su bienestar en la plataforma. “Las preocupaciones de las streamers mujeres no se tomaron en serio”, dijo un empleado.

El racismo, otro problema latente

Otros empleados entrevistados para el informe afirmaron que Twitch ignoraba habitualmente las denuncias de acoso y abuso en la oficina. Además, mencionaron que en eventos sociales, el racismo y los discursos de odio se toleraban habitualmente y que Twitch HR se centraba más en proteger a la gestión “intocable” que en apoyar y hacer un seguimiento a las quejas.

También hubo críticas sobre una cultura de “fiesta” en Twitch, tanto en eventos internos como durante programas de la industria como PAX y TwitchCon: “Es casi como si no participaras en ella, si no vas a la fiesta de Twitch y festejás toda la noche, realmente no sos parte de la organización”, dijo un ex empleado.

La respuesta de Twitch

Un portavoz de Twitch emitió una declaración en la que reiteró su compromiso de abordar por completo las acusaciones de mala conducta: “Hemos invertido mucho en nuestros equipos de RR.HH. y seguridad, hemos incorporado un liderazgo nuevo y diverso y seguiremos invirtiendo tiempo y recursos en esta área. Tomamos muy en serio cualquier denuncia de esta naturaleza”

“Cualquier sugerencia en sentido contrario tergiversa nuestra cultura, liderazgo y valores. Muchas de estas acusaciones tienen años, y hemos tomado numerosas medidas para proteger y apoyar mejor a nuestros empleados y la comunidad, y continuaremos invirtiendo tiempo y recursos en esto zona”, finalizó.

¿Qué opinan del escándalo que se está viviendo en Twitch en relación con el sexismo y racismo?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here