Las bombas de Ducatenzeiler – Olé

0
11


Andrés Ducatenzeiler regresó a la vida de Independiente y, al parecer, no como para ser un simple opinólogo. El ex presidente, que estaba al mando del club cuando conquistó el Apertura 2002 (último título local del Diablo), se acercó nuevamente a la dirigencia, el sábado por la noche estuvo en el Libertadores de América para el homenaje a Pepé Santoro y Chivo Pavoni y, horas antes, había dado explosivas declaraciones en el programa Pipí Cucú, por Radio Late. Bah, declaraciones a lo Ducatenzeiler, sin cassette, con nombres propios y disparando munición gruesa contra varios protagonistas que merodearon por Avellaneda recientemente. Ariel Holan, empresarios de la talla de Christian Bragarnik o Fernando Hidalgo y hasta el manager Jorge Burruchaga (aunque mucho más matizado) cayeron en la volteada.

Mirá también

«Cuando asumí la primera persona que me inhibió fue Jorge Burruchaga, una gloria del club. Comparada lo contrató de técnico y gastó 14 millones de dólares para armar el equipo. No ganó absolutamente nada. Esto no es cargar contra Burruchaga, que es un ídolo y lo amo, sino de las decisiones del club. Hoy es el manager de Independiente. ¿Cuál es el aprendizaje que tuvimos? Ninguno», arrancó, livianito, Ducatenzeiler. Y, en su campaña para pedir que Lucas Pusineri continúe en el cargo, le advirtió al responsable del fútbol del Rojo: «No te pases de listo y renovale».

Aquel momento imborrable: el festejo de Pusineri tras el gol clave a Boca en 2002.

Aquel momento imborrable: el festejo de Pusineri tras el gol clave a Boca en 2002.

Claro, para el ex mandamás, Pusi es una institución. Con el cabezazo a Boca en 2002 fue determinante para la conquista de ese título y Duca lo ama. Pero, además, confía mucho en su proceso como DT. «Hablo casi todos los días con él. Estoy preocupado por Lucas porque es un héroe de Independiente. Les pido a Hugo y Pablo Moyano públicamente que le renueven el contrato porque puso el cuerpo en un momento que nadie lo hubiese puesto. Todavía no se termina de cruzar el puente. Yo no tengo ninguna expectativa con el equipo por los próximos seis meses. Pusineri está armando un grupo de jugadores jóvenes y se sacó de encima la basura que había que sacar. Que haga el trabajo sucio siendo una gloria del club para que después venga otro sería muy injusto. No lo ensucien ni lo lastimen», pidió.

Ducatenzeiler y Pablo Moyano, al que se acercó en el último tiempo.

Ducatenzeiler y Pablo Moyano, al que se acercó en el último tiempo.

Además, cargó las tintas y responsabilizó de buena parte de la crisis del Diablo a Ariel Holan y a los empresarios que estuvieron vinculados al club en los últimos años. «Holan fue un desastre. Lo que hizo a través de Hidalgo, de negociados que todavía no entendemos… fue el responsable de la crisis más profunda, económica, moral y ética que tuvo Independiente. Y él se golpeaba el pecho diciendo que era hincha», disparó Ducatenzeiler, y siguió con su fusilamiento público: «Los empresarios desgarraron e hicieron mierda a Independiente. Bragarnik, (Uriel) Pérez, Leo Rodríguez en su momento… no alcanza con los dirigentes. A mí me echaron porque yo no pagaba cometa y le iban a llorar a Grondona. Por eso me limpiaron».

Cuando era presidente del Rojo, junto a Gabriel Milito en una práctica (DYN).

Cuando era presidente del Rojo, junto a Gabriel Milito en una práctica (DYN).

Por otra parte, el dirigente, hoy opositor más allá del buen vínculo con los Moyano, contó que «si no hay unidad, me voy a presentar a elecciones» y se animó a casi descartar un regreso del Kun Agüero en el corto plazo: «Es un muchacho que debe estar ganando entre 30 y 50 millones de dólares por año: no lo veo viniendo todas las mañanas al cinturón ecológico. El mundo cambió y por eso Bochini sigue siendo el máximo ídolo. Hay jugadores que se besaron la camiseta y le hicieron juicio a Independiente».



Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here